Finalizada la recopilación de casos, emprendemos el camino hacia los estudios detallados.

Tras ampliar el plazo de la convocatoria abierta para casos de desaparición de caminos públicos, hemos obtenido un total de 68 casos en los que se podrían estar viendo afectado el derecho al paisaje. Son muchas las personas que han colaborado mandando información, a todas ellas… ¡muchas gracias!

casos_totales_red

Después del estudio de los formularios recibidos, se ha clasificado los caminos entre vías pecuarias (cañadas, cordeles y veredas), caminos tradicionales (caminos carreteros, caminos de herradura y senderos), y otros caminos (vecinales, rurales, forestales…) o de sirga, en el caso de servidumbres fluviales.

Otros criterios de clasificación han sido los distintos problemas que están causando la desaparición de los caminos y la forma en la que el derecho al paisaje se ve afectado, es decir, si el problema en el camino afecta a la calidad ambiental, al patrimonio cultural o paisajístico, o si sencillamente restringe el acceso público. Este análisis ha permitido obtener unas ideas generales que merece la pena estudiar en profundidad:

  • Las usurpaciones afectan más a las cañadas, mientras que los cerramientos a cordeles, veredas, senderos y caminos vecinales.
  • Los caminos rurales acusan más problemas administrativos.
  • Los cerramientos generan situaciones de exclusión, mientras que las usurpaciones parecen estar más relacionadas con la pérdida de calidad ambiental o el detrimento de la capacidad de conservación de la misma.

Una vez obtenida toda esta información, junto con aquellos miembros de la PICP que se ofrezcan, vamos a proceder a seleccionar los casos más representativos, intentando que a su vez abarquen la mayor variedad posible y reflejen proporcionalmente las diferentes situaciones detectadas.